Opinió amb independència. Dijous, 13 de desembre de 2018 22:59 h
facebook twitter RSS in.directe.cat

El Comunicado - JL Herrera


Dissabte, 1.12.2018. 00:00 h

Gibraltar más europea que española

Banderas Británica, Gibraltareña y de la Unión Europea en el Peñón
Banderas Británica, Gibraltareña y de la Unión Europea en el Peñón

Comparteix







Etiquetes

Van saliendo opiniones sobre el tema de Gibraltar. España vuelve a perder contra Reino Unido. Hasta la cúpula militar así lo indica. Esa relación de odio entra la pérfida Albión y España se remonta a varios siglos atras, en este caso tres en concreto, desde las firmas del archinombrado tratado de Utrech y no tanto del de Rastatt.

La disconformidad con la Unión Europea, que también la hay en menor medida, -se acusa con razón al anglosajón de muchos males político-sociales-territoriales a lo largo de la historia- se inició allá por 1961, cuando el Reino Unido solicitó su entrada en la unión europea, junto a Irlanda y a Dinamarca. Intereses económicos con y contra Alemania mediante.

En este caso fuentes militares aseguran que en el Reino Unido han sabido sacar partido a su habilidad diplomática y ha sido España la gran perdedora sobre Gibraltar y el Brexit. En los corrillos militares aún no se creen que su Gobierno haya perdido nada menos que su capacidad de actuación sobre el asunto del Peñón, y que tanto anhelan, en una oportunidad histórica como esta.

Esto es así porque el Artículo 3 considera a efectos de aplicación del acuerdo, Gibraltar como parte integrante de Reino Unido, no como un territorio de ultramar o una colonia como hasta ahora. O sea, territorialmente peor que como estaban. También se debe tener en cuenta el Artículo 184, según el cual será la UE la que negociará con el Reino Unido sobre los acuerdos que se logren con posterioridad al Brexit. Por consiguiente, después de Reino Unido, Gibraltar es más europea que española. 

Pero lo que realmente molesta sobremanera al nacionalismo español militar, o no, es que el peliagudo tema del Peñón de Gibraltar ha pasado de  ser un asunto básicamente hispano-británico a ser un tema entre el Reino Unido y la Unión Europea. Cualquier pacto legal 'reconocido internacionalmente' sobre la roca, será entre ambas partes. Alemania con la excusa de acelerar la salida británica –más por el daño económico que hizo la City londinense en detrimento de Frankfurt como centro económico, es cómplice.

Esa complicidad reafirma el ambiente pesimista de ninguneo en el documento que firmaron R.U. y la U.E, mejor dicho, sí se hizo pero se borró porque así lo pidió la primera y accedió Alemania, traicionando al Gobierno español por lo descrito. Lo que demuestra que España no cuenta para Europa, por mucho que algunos intenten vender lo contrario. No hay ningún documento jurídico legal firmado que nombre Gibraltar, solamente tres redactados con un compromiso político entre las partes.

El ridículo de España y el ninguneo al que la someten es tal que mientras los anglófonos aliados de su Majestad la Reina utilizan las instalaciones del Peñón a su antojo, los mismos Londres, Washington y como no, la OTAN capitaneada por ellos mismos, se permiten el lujo de presionar y denegar a colonias españoles como son Ceuta y Melilla, la llegada de buques militares rusos. El fin de semana pasado si ir más lejos. Mientras esa impotencia la pagan con Catalunya...

El Comunicado
Josep Herrera
Periodista


lectures 1157 lectures comentaris Cap comentari

publicitat

COMENTARIS fletxa taronja


No hi ha cap comentari


COMENTA fletxa taronja

El comentari s'ha enviat correctament. Pots recarregar l'article o anar a la pàgina principal

publicitat

ELS MÉS fletxa


ARXIU fletxa







logo

v1.00 16 abril 2007
v2.00 16 abril 2008
v3.00 19 febrer 2010

Edita: Catmèdia Global
Desenvolupat per Tirabol

Generalitat de Catalunya

Creative Commons
  • sobre els comentaris
  • Tots els comentaris referents a qualsevol informació apareguda en aquest mitjà digital són únicament i exclusiva responsabilitat de la persona o institució que el realitza, i en cap cas serà responsabilitat del mitjà digital directe!cat.